Con el último aumento a las gasolinas el 1 de enero de pasado, la Secretaría de Hacienda espera revertir este año la recaudación negativa del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado a combustibles, y obtener un saldo positivo de 5.857 millones de pesos (US$399M) en los ingresos provenientes de la venta gasolinas, lo que implicaría poner fin al subsidio.

El monto de la recaudación positiva estimada por el llamado IEPS gasolinero está previsto en la Ley de Ingresos aprobada por el Congreso de la Unión para 2015, pero ¿cuánto ha costado a los consumidores la reducción de la subvención? Durante los últimos seis años. A continuación algunas estimaciones con datos de la SHCP, Pemex y la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros.

De enero de 2009 a enero de 2015 s el precio de la gasolina Magna aumentó de 7.70 a 13.57 pesos por litro, lo que significó un incremento de 76.2 por ciento; y el de la Premium subió de 9.57 a 14.38 pesos por litro, lo que implicó un alza 50.3 por ciento.