México DF. México prevé sustituir a más tardar en 2015 sus transmisiones de televisión analógica por televisión digital, con lo que espera liberar más frecuencias radioléctricas para telecomunicaciones y mejorar la calidad de la señal, dijo el jueves el presidente Felipe Calderón.

"La digitalización favorece la asignación de más canales radioeléctricos destinados a la radiodifusión lo que permite fomentar la competencia en la industria de la televisión y promover el desarrollo de nuevos servicios".

Durante un discurso para presentar su cuarto informe de gobierno, el mandatario afirmó que las frecuencias liberadas podrían utilizarse para ofrecer más servicios de telefonía móvil e internet en el país latinoamericano.

México comenzó a discutir desde hace años la transición hacia servicios de televisión digital terrestre (TDT), que mejoran la calidad de la señal para poder transmitir más canales a través del mismo ancho de banda.

Este jueves, el gobierno publicó en el Diario Oficial un decreto que contiene los detalles de las acciones para finalizar la transición hacia ese nuevo sistema, que establece que la transición debería concluir a más tardar el 31 de diciembre del 2015.

Previamente, el gobierno esperaba que la transición hacia la TDT estuviera completada para el año 2021.

"La digitalización favorece la asignación de más canales radioeléctricos destinados a la radiodifusión lo que permite fomentar la competencia en la industria de la televisión y promover el desarrollo de nuevos servicios", dijo el decreto en su exposición de motivos.

El mandato de Calderón termina en el 2012.

Por su parte Calderón dijo en su discurso que "con esta nueva tecnología podremos además, como ya lo han hecho otros países, liberar la banda de 700 Megahertz (MHz) del espectro radioeléctrico, y con ello ofrecer más y mejores servicios, precisamente porque es una banda apta para los servicios moviles de telefonía e internet de cuarta generación"

Esa banda de 700 MHz, en la cual transmiten actualmente las principales cadenas de televisión abierta del país, debería ser liberada para el año 2012, según el decreto.

Más canales, más cadenas.  México haría el cambio bajo el estándar tecnológico ATSC (siglas en inglés del Comité de Sistemas de Televisión Avanzados), el mismo que usan Estados Unidos y Canadá, sus socios en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

La transición podría facilitar la creación de nuevos proveedores de televisión abierta, en un mercado liderado por las gigantes Televisa y TV Azteca, las dos únicas cadenas de televisión abierta con alcance nacional.

"Al contar con más cadenas, y con más canales de televisión, se ampliarán las opciones de contenidos culturales, noticiosos y de entretenimiento disponibles", dijo Calderón.

Recientemente México culminó un proceso de licitaciones de frecuencias para telefonía móvil que puso más espectro en manos de los principales operadores de celulares del país, entre ellos una asociación entre Televisa y la operadora celular Nextel, de la estadounidense NII Holdings.

Calderón ha dicho que quiere promover una mayor cobertura de servicios de telecomunicaciones en el país, así como la convergencia de servicios y una mayor competencia.