Asunción. El ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, y el titular de Petróleos Paraguayos (Petropar), Lic. Eddie R. Jara, coinciden en que sería factible honrar la deuda con PDVSA a través de negociar deudas venezolanas con otros países u organismos. En principio algunas fuentes apuntaron a la posibilidad de negociar con Uruguay, país al que los venezolanos adeudan por alimentos, pero el monto es mucho menor a los compromisos impagos de Petropar.

Ante la pregunta de si se puede hacer una suerte de “trueque de deudas” a fin de ir pagando los compromisos vencidos de Petropar con Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), que le reclama por lo menos US$ 287 millones, el ministro Leite dijo que el Ejecutivo no se cierra a ningún tipo de propuesta, “si le conviene a Paraguay”.

Añadió que las autoridades nacionales ya han explorado y propusieron todas las alternativas durante los siete viajes que hicieron ministros y sucesivos presidentes de Petropar a Venezuela. “Hemos buscado, en todos los casos, honrar esta deuda con un descuento importante por pago anticipado antes del 2023”, argumentó.

“Nosotros vamos a seguir por el canal institucional que marca el Acuerdo Energético de Caracas, y es de gobierno a gobierno. Ya habrá momentos para volvernos a sentar a una mesa de negociación”, señaló sobre la actual situación de incertidumbre que rodea a la deuda de Petropar y la posibilidad de buscar otras alternativas.

En ese sentido, Leite había ratificado que el Paraguay no está obligado a pagar antes de tiempo la deuda con la petrolera estatal PDVSA y que en caso de cancelar la deuda, se deberían plantear ventajas para el país. También ya había descartado la posibilidad de que el Gobierno pida al Congreso la emisión de nuevos bonos soberanos para cancelar esta deuda, salvo que exista una quita de por lo menos 50%.

Por su parte, el presidente de Petropar, Eddie Jara Rojas, expresó que “todo es posible”, siempre y cuando el acreedor acepte y se formalice la compensación en forma legal y transparente.

En cuanto a que habría que conversar con las autoridades uruguayas para la concreción de la idea, Jara señaló: “Sí, es algo posible en mi opinión, y de hecho es algo que hemos venido analizando. Según los entendidos en temas jurídicos, deberíamos primero conseguir el acuerdo de Uruguay en este caso, y ver si la acreencia de Uruguay es directamente con PDVSA o con Venezuela como Estado”.

En los últimos días hemos consultado con la Embajada Uruguaya para saber más detalles de la deuda que tiene Venezuela con ese país y conocer la predisposición que tendrían ante una eventual negociación sobre ese compromiso impago, pero pidieron un poco más de tiempo para responder.

Los antecedentes existentes al respecto indican, según publicaciones periodísticas de Montevideo, que en abril pasado los venezolanos pagaron US$ 30 millones, correspondientes a deudas con proveedores de productos lácteos de Uruguay, quedando un saldo que se calcula en unos US$ 100 millones. Ante esta cifra, resulta obvio que negociar sólo con Uruguay sería insuficiente para Petropar, al que PDVSA le reclama casi tres veces más (US$ 287 millones).