Asunción. El Gobierno emitirá un nuevo decreto para modificar los valores fiscales establecidos por el Servicio Nacional de Catastro (SNC) para los inmuebles rurales, que servirán de base para la determinación del impuesto inmobiliario correspondiente al presente ejercicio. Los inmuebles urbanos, por su parte, permanecerán en los niveles fijados en la normativa vigente.

El ministro de Hacienda, Santiago Peña, adelantó ayer que está listo el proyecto de decreto para reajustar los valores fiscales, a partir de la recomendación realizada por el Servicio Nacional de Catastro.

Afirmó que esta modificación fue consensuada con los principales gremios del sector productivos, como son la Unión de Gremios de la Producción (UGP) y la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

El Decreto Nº 4646/15, que será modificado, dispuso que los propietarios de tierras rurales tributen este año entre un 240% a 300% más de impuesto inmobiliario respecto a 2015, atendiendo que la nueva Ley N° 5513/15 prevé que la base imponible aumente hasta cuatro veces.

Francisco Ruiz Díaz, director de Catastro, explicó que los nuevos valores serán reajustados entre 100% y 300%, principalmente para las tierras destinadas al desarrollo de la agricultura familiar, ya que muchos de los propietarios están en estado de morosidad por la suba del impuesto establecido en el decreto vigente.

Esta modificación permitirá según el titular de SNC, que los pequeños productores puedan cumplir con sus obligaciones y a las comunas recaudar más.

Los inmuebles rurales que están en las principales zonas productivas, como Alto Paraná, Caaguazú e Itapúa no tendrá ninguna variación con respecto al vigente, aclaró el titular de Catastro.

Además, puntualizó que tampoco se cambiará los valores fiscales para las zonas urbanas, que este año tuvieron un incremento de 3,2%, acorde al IPC del Banco Central del Paraguay (BCP).

Ruiz Díaz dijo que aquellos propietarios que ya pagaron el impuesto y el monto resulta mayor a la nueva liquidación, la diferencia tendrán como crédito para abonar el tributo el próximo año en sus respectivas comunas.

Peña señaló que Paraguay tiene los niveles más bajos de recaudación del impuesto inmobiliario, por lo que estas modificaciones son parte de la reforma que hace años está pendiente y que le permitirá a las comunas recaudar más.

En ese contexto, indicó a modo de ejemplo, que hoy se recauda en promedio 0,8% del PIB en América Latina, pero en el caso de nuestro país recauda 0,1% del PIB. Entonces, agregó, para poder estar por lo menos en el promedio de América Latina, se habla de 0,4% a 0,5% del PIB que representan entre US$ 100 millones a US$ 150 millones que podrían ingresar a los gobiernos locales.