El ministro Jiménez Gaona puso como ejemplo la licitación de la Ruta VIII, que se convoca por segunda vez, pues cuando se la hizo en el ámbito internacional los precios presentados por los oferentes excedían hasta en un 60% la estimación hecha por la cartera.

También dijo que la gran inversión que tienen previsto hacer en obras (unos US$500 millones este año y US$1.000 millones el próximo) no puede estar supeditada a la capacidad técnica de las empresas constructoras locales.

Además manifestó que la mayoría de estas obras serán financiadas con créditos provenientes de organismos internacionales, los cuales exigen que las licitaciones se hagan en carácter internacional.

Actualmente está pendiente de resolución una protesta presentada por la Cavialpa ante la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) en la que el gremio solicita que se deje sin efecto la convocatoria internacional hecha por el MOPC para la rehabilitación de la Ruta VIII “Blas Garay”.

El gremio de constructores viales alega que no se cumple ninguno de los presupuestos establecidos en la Ley de Contrataciones para hacer un llamado abierto a empresas y consorcios extranjeros.