El ex director de la Comisión Acueducto, Dr. Fernando Wiens, aseguró que el sector privado del Chaco paraguayo está dispuesto a financiar sistemas de acueducto, en vista de la necesidad de contar con agua en esta zona del país.

Sin embargo, el gobierno no solo rechaza la propuesta, sino también prevé invertir US$80 millones para una obra valuada en solo US$33 millones.

Sucesivamente, las autoridades nacionales han truncado la posibilidad de provisión de agua al Chaco paraguayo, pese a que la misma Ley 3239/07 establece en su artículo 3, inciso b, que “el acceso al agua para la satisfacción de las necesidades básicas es un derecho humano y debe ser garantizado por el Estado, en cantidad y calidad adecuada”.

Contrariamente, desde hace 17 años se intenta construir acueductos para esta zona del país, pero los sucesivos gobiernos, incluyendo el actual, se han empeñado en trabar este emprendimiento, poniendo una y otra vez el palo a la rueda, de acuerdo a lo explicado por Wiens.

Tal es así que la Ley 4270/10 sobre acueductos para el Chaco paraguayo, que preveía la provisión de agua cruda para fines múltiples por medio de la concesión, fue vetada por el presidente Fernando Lugo, con la promesa de que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) se encargaría de construir acueductos.   

Sin embargo, al licitar la construcción del acueducto Puerto Casado-Loma Plata, que beneficiará solamente al Chaco Central, las autoridades del ministerio cayeron en una serie de contradicciones e incluso tuvieron que declarar desierto el llamado debido a que las ofertas presentadas por las empresas viales superaban ampliamente el presupuesto de este proyecto.

Serie de dudas. Además de eso, el ministerio ha aclarado hasta la fecha una serie de dudas que giran en torno a esta licitación, como por ejemplo, los precios.

En principio, se había calculado una inversión de US$33 millones, para la primera y segunda etapa de la obra, sin embargo, la actual administración del ministerio dijo que tras realizar ajustes y cambios en el pliego, el emprendimiento costaría aproximadamente US$55 millones.

Más tarde, el director de Agua y Saneamiento de esta cartera de Estado, Roger Monte Domecq, afirmó que el precio estimado para la inversión total ronda los US$80 millones.   

En ese sentido, Wiens criticó duramente al ministerio por la falta de claridad en el proceso, pero sobre todo, porque el MOPC planea construir un acueducto para el Chaco, pero no da participación a los chaqueños.

Según subrayó, hay dudas en los montos de inversión, en la licencia ambiental e incluso en cuanto a la capacidad del ministerio de realizar este emprendimiento, más aún teniendo en cuenta su limitada solvencia financiera.

Con fondos locales. De hecho, el ministerio pretende financiar con fondos locales la primera parte de la obra, que comprende el acueducto principal desde Puerto Casado hasta Loma Plata, con la modalidad de pago plurianual en el lapso de tres años.

Vale decir que recién en el 2014 se estaría concluyendo esta construcción, que los chaqueños podrían realizar sin inconvenientes en solo seis meses.

Posteriormente, se estaría realizando la segunda etapa, con fondos provenientes del BID y de la Cooperación Española.