Lima, Andina. La mayor captación de recursos por parte del Banco Agropecuario (Agrobanco), tal como anunció el presidente de la República, Ollanta Humala, permitirá destinar más créditos a los pequeños agricultores y ayudarlos a que no acudan a créditos informales, señaló este lunes la Asociación de Promoción Agraria (ASPA).

“Es importante que los agricultores, sobre todo los pequeños, reciban créditos del Agrobanco ya que así se evitará de que dependan del crédito informal que es sumamente caro y con exigencias que el agricultor no tiene por qué aceptar”, declaró el presidente de la ASPA, Alberto Massaro a la agencia Andina.

Durante su discurso por 28 de julio, el presidente Humala anunció que el Agrobanco captará recursos para la entrega de préstamos a la agricultura familiar y establecerá módulos de desarrollo agrario accesibles a las distintas formas agrarias y de productores.

Massaro sostuvo que el uso de créditos informales por parte de agricultores implica el uso de insumos no certificados que luego genera altos costos de producción para los campesinos.

“Es importantísimo que el Agrobanco establezca un sistema de créditos con las garantías necesarias y acompañado con un sistema de asistencia de ingenieros para que los agricultores hagan buen uso del crédito en el uso de semillas y fertilizantes adecuados”, anotó.

Explicó que los créditos informales tienen tasas de interés que van desde 30% a 35%, además se obliga a los productores a adquirir insumos que están 20% y 25% más caros que los que adquieren los agricultores que sí acceden a créditos formales.

Manifestó que si los pequeños agricultores obtienen mejoras en sus cultivos entonces podrán tener un mayor rendimiento de producción, lo que implicará mayores ingresos para sus bolsillos.

Además consideró que los pequeños agricultores necesitan que se flexibilicen los requisitos para acceder a los créditos a los agricultores pero sin que ello signifique que no se vigilen el correcto otorgamiento de los mismos.

“Lo que debe hacer el Ministerio de Agricultura es buscar la formación de grupos de agricultores pequeños para formalizarlos y permitirles que accedan créditos de mediano plazo”, aseveró.

Añadió que esos créditos podrían ser usados en la reconversión de cultivos tradicionales para luego incursionar en la siembra de productos destinados a la agroexportación, los cuales tienen precios más elevados.