Lima/ Andina. El ministerio de la Producción del Perú (Produce) autorizó este miércoles el incio de la primera temporada de pesca del recurso anchoveta (Engraulis ringens) y anchoveta blanca (Anchoa nasus) correspondiente al 2011 a partir de las 00:00 horas del 1 de abril.

La pesca se podrá realizar en la zona comprendida entre el extremo norte del dominio marítimo del Perú y los 16°00’ Latitud Sur.

Según una resolución del Produce publicada hoy, solo podrán realizar faenas de pesca las embarcaciones pesqueras registradas y autorizadas para desarrollar actividades extractivas durante la presente temporada, conforme al Límite Máximo de Captura por Embarcación (LMCE) que será publicado próximamente.

Las embarcaciones únicamente podrán sus actividades extractivas hasta que alcancen la cuota asignada.

La culminación de la primera temporada de pesca del 2011, el Límite Máximo Total de Captura Permisible (Lmtcp), las condiciones para el desarrollo de las actividades pesqueras, las medidas de conservación de la anchoveta, especies asociadas y dependientes, entre otros, serán determinadas de acuerdo al informe que deberá emitir el Instituto del Mar del Perú (Imarpe).

El informe científico denominado “Desarrollo del Proceso Reproductivo del Stock Norte-Centro de anchoveta (al 28 de febrero de 2011)” del Imarpe determinó que el proceso de desove de la anchoveta en la zona norte-centro del mar peruano debería estar concluyendo durante la quincena de marzo.

Ello habilita al ministerio de la Producción a autorizar el inicio de la primera temporada de pesca del 2011.

La publicación del plazo, de manera anticipada, permitirá a los armadores establecer estrategias para el desarrollo de la actividad extractiva, como por ejemplo a través de la asociación con otros armadores que también cuenten con permiso de pesca y tengan asignado el Porcentaje Máximo de Captura por Embarcación (PMCE).

El ministerio recordó que la segunda temporada de pesca del 2010 se inició el 20 de noviembre del año pasado pero por las circunstancias ambientales y biológicas ocurrids durante la misma, motivaron la suspensión de las actividades extractivas en diversos momentos de la temporada.

Esto generó un período de pesca efectivo menor al que se ha venido presentando en los últimos años, registrándose un desembarque de menos del 38% del Lmctp, situación excepcional que no se ha producido en las últimas décadas.