Lima. El Gobierno peruano dijo este miércoles que derogó cinco contratos de exploración y perforación con la petrolera Tullow Oil frente a la costa norte del país, los cuales habían sido aprobados poco antes de la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski a la presidencia a fines de marzo.

La anulación de los contratos, cuestionados por el Congreso y por el propio Ejecutivo, fue firmada por el mandatario Martín Vizcarra y publicada en el boletín de normas legales del diario oficial El Peruano.

Los contratos recibieron críticas tras conocerse que fueron aprobados por Kuczynski, un exbanquero de Wall Street, un día antes de su renuncia, que presentó presionado por la difusión de videos y audios que mostraron una supuesta compra de votos para evitar su destitución en el Congreso por acusaciones de haber mentido sobre sus vínculos con la brasileña Odebrecht.

El jefe de comunicación de Tullow Oil, George Cazenove, dijo en un correo electrónico que la derogación de los contratos es profundamente decepcionante.

"Ahora vamos a considerar nuestros siguientes pasos", agregó Cazenove. Las acciones de la compañía cayeron un 5,2% en la Bolsa de Londres.

La decisión de Vizcarra representa una victoria para los pescadores y los ecologistas que advirtieron que la perforación de petróleo en la costa norte de la nación andina habría puesto en peligro importantes áreas de cría de ballenas y otras especies marinas.

Perupetro había dicho antes sin embargo que los contratos fueron el fruto de meses de negociaciones para lograr inversiones por US$200 millones en el desarrollo de los lotes.

Pero marcó un nuevo revés para los esfuerzos por apuntalar las inversiones en el sector de hidrocarburos en Perú, un productor de petróleo relativamente pequeño en el que las subasta de licitaciones no lograron atraer ninguna oferta.

Incertidumbre para inversionistas. La Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) afirmó que la derogación de los contratos es una medida que genera "incertidumbre entre los inversionistas" en momentos en que el gobierno busca elevar la inversión privada y apuntalar la actividad económica.

"Lamentamos que el gobierno haya tomado la decisión de derogar los decretos que autorizaban la suscripción de los cinco contratos, más aún cuando la causal invocada son actos de exclusiva responsabilidad y competencia de la empresa estatal Perupetro S.A", dijo la SNMPE en un comunicado.

Los contratos fueron revisados por la Contraloría y estaban bajo la lupa del Congreso porque, según legisladores, hubo irregularidades al no haberse realizado una subasta pública, un estudio ambiental y consultas con pescadores, biólogos y residentes de la costa.

"Uno de los principales objetivos de la actual gestión de Gobierno es construir consensos políticos y sociales que permitan generar un clima de estabilidad y paz social, en beneficio de las comunidades de todo el país, con condiciones básicas para el uso eficiente y aprovechamiento sostenible", dijo el Ministerio de Energía y Minas en un comunicado.

Sin embargo, la agencia peruana de promoción petrolera, Perupetro, había dicho antes que los contratos fueron el fruto de meses de negociaciones para lograr inversiones por US$200 millones, en un país donde las subastas de licencias a menudo se cancelan por falta de interés.

El ministerio de Energía y Minas dijo que el Gobierno aportará un nuevo marco que reglamentará los procesos de participación ciudadana en las actividades de hidrocarburos.

La anulación de los contratos se produce cuando Tullow, con sede en Londres, planea reactivar la búsqueda de nuevos recursos petroleros y gasíferos en África y Latinoamérica.