Lima. El gobierno peruano ejercerá soberanía sobre el lote 88 del gas de Camisea para masificar el consumo del hidrocarburo en el mercado interno y abaratar su precio a favor de los sectores populares, afirmó este sábado el presidente Ollanta Humala Tasso.

Indicó que su administración está trabajando para cumplir esa promesa y decirle al pueblo "tarea cumplida".

“Vamos a ejercer la soberanía del Perú sobre el lote 88 del gas de Camisea para que se vuelva al interés público y (se destine) al mercado interno. De esa manera le vamos a dar gas barato a nuestras familias y hogares”, manifestó.

Desde Tarma, donde realiza una visita de trabajo, adelantó que a partir de este año trabajará junto con las autoridades regionales en la ampliación de la cobertura de gas natural, instalando conexiones casa por casa para beneficiar a cada vez más familias.

De otro lado, señaló que el gobierno impulsa políticas públicas de distribución para que el crecimiento económico beneficie a más peruanos y, para ello, se está trabajando en proyectos de inversión pública y privada a fin de generar empleo.

Añadió que el crecimiento económico que no se redistribuye no sirve.

El presidente Humala resaltó también el impulso que se da a la educación, que consideró una política muy efectiva, silenciosa, fundamental y “más importante que la actividad minera”; pero señaló sus resultados se ven en el largo plazo.

En ese sentido, destacó la implementación del programa Beca 18, para brindar oportunidad a los jóvenes de escasos recursos de seguir una carrera profesional y universitaria mediante el otorgamiento de becas integrales de estudios.

Además, resaltó el programa de voluntario policial que, dijo contribuirá a la labor de seguridad ciudadana.

Para la gente del campo, manifestó que se trabaja en el abaratamiento de los fertilizantes, en la creación del seguro agrario y de módulos de desarrollo para generar agroindustria.

Finalmente, refirió que se pondrá a la Oroya en funcionamiento, pero no “regalándola” a empresas que no han tenido un buen comportamiento.

“Tenemos que garantizar que el medio ambiente esté asegurado así como la ‘chamba’ del pueblo que trabaja en la Oroya, y empiece cuanto antes sus labores y se siga trabajando”, expresó.