Lima. El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, afirmó que el gobierno prioriza la masificación del gas natural comprimido (GNC), a través de gasoductos virtuales (camiones cisterna), para que se desarrollen en el plazo de nueve meses.

Dijo que para ello se utilizarán las válvulas existentes del gasoducto ubicadas en Kepashiato (Cusco), Tocto (Ayacucho) y Rumichaca (Huancavelica) para abastecer a las regiones del sur.

“Cuando lleguen las tuberías simplemente se conectan a las válvulas”, manifestó durante el foro Gasoducto Andino del Sur y Polo Petroquímico: Energía para el desarrollo y la inclusión social, realizado en la ciudad de Tacna.

Precisó que la región Tacna sería abastecida con gas natural licuado (GNL) a mediados del próximo año, también a través de un gasoducto virtual.

El acceso al gas más barato se logrará también con el Fondo de Inclusión Social Energético (FISE), aprobado por el Congreso de la República, y que permitirá ofrecer balones de gas doméstico con descuentos de 16 nuevos soles a las familias en condición más vulnerable.

Recordó que este programa se inició en julio pasado en La Convención (Cusco) y se extenderá a todo el país, para lo cual existen los fondos para llegar a 635 mil hogares pobres hasta fin de año.

Explicó que el FISE no contempla solo entregar estos bonos sino también incluye cocinas y balones de gas para aquellos que no los tienen, así como la instalación de paneles solares para las comunidades que no cuentan con energía eléctrica y están lejos de las redes de suministro.

Merino dijo que su sector desarrolla dos formas de masificación del gas natural que permitirán adelantar lo más pronto posible el acceso a ese recurso para su uso vehicular o domiciliario, entre otros.

La primera es desarrollar un concurso para llevar el GNC a varias regiones del Perú, lo que no afecta al proyecto del Gasoducto Andino del Sur, y dotará de gas a la población que desde hace muchos años espera contar con ese combustible natural.

Indicó que para ello el Ministerio de Energía y Minas (MEM) ha suscrito convenios con los gobiernos regionales de Ayacucho, Apurímac, Huancavelica, Cusco y Puno.

En ese contexto, dijo que en el Congreso de la República está listo para debatir un proyecto de ley que, de aprobarse, facilitará la masificación del gas con los recursos que los gobiernos regionales obtienen a través del canon.

La segunda está referida a un concurso público para construir una planta regasificadora en las instalaciones de Melchorita (170 kilómetros al sur de Lima) que permita utilizar los tanques de almacenamiento de GNL, usados para exportación, para que en una eventualidad puedan ser empleados en la generación local de energía.

Explicó que ello permitirá la construcción del cargadero para transportar gas natural líquido por cisternas en la planta Melchorita, a cargo de Perú LNG, y el transporte de GNL por cisternas a las diversas ciudades del país, a cargo del consorcio conformado por Petroperú y Repsol en un radio de hasta 1.000 kilómetros, que por el norte se extendería hasta Ancash, por el centro hasta Pasco y por el sur hasta Tacna.

“La masificación del gas natural consiste en llevar a la población, lo más rápido posible, este combustible para que accedan a los beneficios de un energético económico, seguro y amigable con el ambiente”, agregó.

Esas condiciones demandan el apoyo del Estado (subsidios al inicio), conocimiento de la población (para revertir mitos sobre su uso) y factores de costos y demanda para hacerlo viable económicamente, manifestó.