El ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, reafirmó el compromiso del gobierno del Presidente Pedro Pablo Kuczynski de llevar el gas a la zona sur del país, durante su presentación ante la comisión de Energía y Minas del Congreso.

Ante dicho grupo de trabajo, informó la situación actual del gasoducto del sur y las acciones inmediatas a implementar para garantizar la ejecución de este proyecto con condiciones más favorables para los usuarios, en beneficio de las regiones del sur del país.

Indicó que el Estado, como consecuencia directa de la terminación de la concesión del Proyecto “Mejoras a la Seguridad Energética y Desarrollo del Gasoducto Sur Peruano”, ante el incumplimiento de la empresa concesionaria de lograr el cierre financiero en el plazo contractual (23 de enero), cobró la penalidad total de las garantías de fiel cumplimiento.

“Hemos concretado el cobro de la carta fianza más grande de la historia del país, el consorcio Gasoducto Sur Peruano pagó al Estado US$262,5M en sólo tres días”, dijo Tamayo en la Comisión de Energía y Minas del Congreso.

Explicó que la Garantía de Fiel Cumplimiento original ascendente a 350 millones de dólares fue reducida por el Gobierno anterior, debido a que el contrato permitía que el concesionario solicite la reducción de esta carta fianza, cada vez que se haya ejecutado avances del 25% de la inversión respecto a las obras comprometidas, las mismas que fueron aceptadas el 15 de julio del 2016.

“Con la cancelación de este contrato que costaba una gran cantidad de dinero a los consumidores, afectamos intereses económicos enormes. Todo este tiempo hemos sido firmes en nuestra posición, rechazamos cambiar la cláusula anticorrupción, no cedimos ante una solicitud de ampliación de plazo para el cierre financiero y conforme lo establecía el contrato cancelamos la concesión”, afirmó.

“Nuestro Gobierno se mantendrá en su posición de luchar contra la corrupción, no nos vamos a dejar amedrentar aunque quieran dañar nuestra honra”, agregó.

En este nuevo escenario, indicó que se vienen ejecutando acciones como la suspensión de los cobros del Cargo por Afianzamiento de la Seguridad Energética (CASE) y el Cargo por Sistema de Seguridad Energética en Hidrocarburos (SISE), realizado por Osinergmin el pasado 26 de enero.

Añadió que paralelamente se emitirá una norma para "eliminar" estos cargos al consumo de energía, en el financiamiento del proyecto.

Lucha contra la corrupción. Tamayo recalcó que su sector ha iniciado una lucha frontal contra la corrupción y colaboran de manera efectiva con la Fiscalía, la Procuraduría y con las comisiones investigadoras del Congreso de República, por el actual proceso de investigación que existe sobre este proyecto.

“En caso la empresa decida interponer un arbitraje al Estado, estamos preparados para defendernos, usaremos todos los mecanismos legales que correspondan para salvaguardar los intereses del país. Cuando las empresas se sienten afectadas porque hay mucho dinero de por medio, es posible que surjan leguleyadas. Estaremos atentos”, enfatizó.

Masificación del gas. Por otra parte, Tamayo indicó que el Gobierno viene trabajando un nuevo esquema para garantizar llevar el gas natural a las regiones del sur del país.

“Cumpliremos con llevar el gas en mejores condiciones a estas regiones en menos de dos años para dotarlos de un combustible económico”, afirmó.

El ministro señaló que su sector priorizará el proyecto encargado a Proinversión que consiste en la construcción, operación y mantenimiento de sistemas de distribución de gas natural por red de ductos, que llevará este combustible en camiones a siete regiones del país (Cusco, Puno, Ayacucho, Apurímac, Huancavelica, Junín y Ucayali), con una inversión estimada en 350 millones de dólares.

Anunció que antes de julio del 2017 comenzará la distribución de gas por ductos en beneficio de las regiones de Arequipa, Tacna, Moquegua e Ilo, a cargo de la Empresa de Gas Natural Fenosa, y se estima llegar a ejecutar 12,000 conexiones domiciliarias hasta a fines de este año.