Lima. El gobierno peruano seguirá trabajando en promover la inversión minera responsable dentro de un marco de inclusión social con el objetivo de garantizar un mayor bienestar para su población y reducir la pobreza en el Perú, afirmó el ministro de Energía y Minas (MEM), Jorge Merino.

“Las concesiones mineras son de todo el país y todos los peruanos sabemos que necesitamos el desarrollo y las inversiones responsables, porque si no hay desarrollo ni inversiones responsables no tenemos los fondos para luchar contra la pobreza”, señaló.

Dijo que la decisión de la minera Newmont Mining de realizar cambios para crear un entorno que permita que el proyecto Conga se desarrolle, es una oportunidad para acelerar los trabajos de reservas de agua que Cajamarca necesita.

El presidente ejecutivo de Newmont Mining, Richard O'Brien, declaró esta semana que la construcción de la mina sólo seguirá adelante en el 2014, después de que los suministros de agua estén asegurados.

“Esta decisión es una oportunidad para acelerar los trabajos de agua que necesitamos. No podemos privar del agua a los campesinos, vamos a seguir haciendo obras de agua, tanto la empresa Yanacocha, como el Estado y el Ministerio de Agricultura (Minag)”, dijo.

Asimismo, expresó que una de las prioridades del gobierno será el desarrollo de Cajamarca por su alto índice de pobreza.

“Tenemos que avocarnos en desarrollar Cajamarca, donde tenemos una gran deuda porque hay muchos pobres que no tienen luz, agua, ni saneamiento, lo que tenemos que hacer es seguir trabajando mediante el diálogo y trabajar en el tema del agua”, añadió.

Asimismo, coincidió con el presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez, quien declaró que ahora corresponde ingresar a una etapa de diálogo amplio en Cajamarca.

Merino subrayó que es necesario fortalecer el diálogo entre Estado, empresa y comunidades para lograr una convivencia armoniosa en torno a los proyectos mineros.

“Muchos de los orígenes de los problemas que hay actualmente no son necesariamente técnicos sino políticos. Por eso tenemos que informar a la población cómo son las cosas”, agregó.

Finalmente, Merino indicó que el Perú es un país de grandes oportunidades y que es el segundo productor de cobre en el mundo, y con el desarrollo de nuevos proyectos puede llegar a los primeros lugares lo que implicará mayores ingresos fiscales.

“Si desarrollamos nuestros proyectos con agua por delante y un desarrollo integral y luego el tema minero, entonces podremos en algún momento sobre el 2025 llegar a los primeros lugares del mundo y eso significaría muchos más ingresos fiscales para el desarrollo del país”, acotó.