Lima. El ministro de Minas y Energía de Perú, Pedro Sánchez, volvió a defender el viernes las exportaciones de gas natural pese a las intensas protestas.

La demanda interna de gas natural ha aumentado fuertemente desde que el gobierno anterior firmó contratos de exportación, y el problema de que las exportaciones de gas tengan prioridad sobre el abastecimiento local está atormentando a la administración actual.

Las declaraciones del ministro en una conferencia de prensa en Lima surgen luego de informes de prensa que señalan que autoridades del gobierno de la región de Cusco -que alberga los campos gasíferos de Camisea- quieren detener las próximas exportaciones a México hasta que el abastecimiento local de gas esté asegurado.

Sindicatos y grupos civiles están organizando protestas para poner de relieve la demanda de suministros de gas en el sur de Perú, señaló el diario La República. El medio indicó además que las autoridades regionales esperan que el Congreso busque medios legales para detener las exportaciones de gas. No fue posible contactar inmediatamente a representantes de Cusco para recabar comentarios.