Panamá. El gobierno de Panamá redujo en US$2.617 millones la previsión de ingresos entre 2015 y 2018 por aportes del Canal interoceánico, inmerso en un ambicioso proyecto de ampliación que acumula un retraso de 15 meses, según un informe fiscal difundido hoy.

La bajada de los ingresos esperados por el gobierno se observa al comparar las previsiones de dos informes sobre la situación fiscal panameña en el mediano plazo, uno correspondiente al período 2014-2018 y otro al 2015-2019, que aparecen publicados este viernes en la página web del Ministerio de Economía y Finanzas.

Los documentos precisan las cifras de ingresos por los aportes del Canal y su peso en el producto interno bruto (PIB) corriente, aunque no explican las causas de la disminución de las expectativas.

Según la previsión de ingresos más reciente, para el 2015-2019, el próximo año los aportes del Canal serán de US$960 millones, un 1,8% del PIB corriente de ese año, calculado en US$52.565 millones.

La cifra es US$300 millones menor a los US$1.260 millones (2,5% del PIB de US$50.760 millones) calculados como aporte de la vía interoceánica en el informe fiscal anterior y correspondiente al período 2014-2018.

Esa caída en 2015 coincide con los US$300 millones que el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, ha dicho que perderá la vía a causa del conflicto con el consorcio a cargo del principal proyecto de la ampliación, que a principios de este año ralentizó e incluso paró las obras en reclamo de más de US$1.600 millones en "sobrecostos".

Según el informe fiscal 2015-2019 del Ministerio de Economía y Finanzas, los aportes del Canal al Gobierno serán de US$1.000 millones (1,7% del PIB) en 2016; de US$1.530 millones (2,4%) en 2017; y de US$1.830 millones (2,6%) en 2018, para un total en los cuatro años de US$5.320 millones.

Esa cifra global es US$2.617 millones menor a los US$7.937 millones que se habían calculado en el informe 2014-2018 y que establecía el aporte del Canal en US$1.954 millones (3,5% del PIB) en 2016; US$2.269 millones (3,7% del PIB) en 2017 y US$2.454 millones en 2018 (3,7%).

Para el 2014, el Ministerio de Economía y Finanzas previó un aporte del Canal de US$1.104 millones (2,4% del PIB), sin que se haya informado hasta ahora de algún cambio en esa cifra.

El presupuesto de la ACP aprobado por el Parlamento para 2014 establece un aporte total al Estado de US$1.137,9 millones: US$966,2 millones en aportes directos y US$171,7 millones en indirectos.

Para 2019, el Gobierno espera de la vía interoceánica US$1.930 millones (2,5% del PIB), de acuerdo al más reciente informe del Ministerio de Economía y Finanzas.

Economistas locales han alertado que el retraso en la ampliación del Canal de Panamá, por donde pasa casi el 6% del comercio mundial, obligará al nuevo gobierno, que se elegirá en las urnas el próximo domingo, a mantener una estricta disciplina fiscal.

El decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Panamá, Rolando Gordón Cantó, añadió al asunto del retraso del ensanche de la vía acuática, el hecho de que puede esperarse una reducción del tránsito de buques por el canal.

"La plata (proveniente del canal) va a existir: los barcos van a seguir pasando, quizá no los 14.000 que pasan ahora, quizá baje a 12.000. Va a haber entrada económica pero no en la cantidad que se había planificado", dijo Gordón Cantó a Efe.

En ese contexto, el Estado panameño "tendrá un presupuesto mucho menor a lo que había planificado pero suficiente, si maneja bien el asunto, como para cubrir el costo de la deuda y el programa social", añadió el decano.

Un informe del Banco Mundial (BM) publicado en marzo pasado indicó que "algunas empresas navieras han desviado sus barcos del Canal de Panamá", una disposición "que se prevé sea temporal, hasta que la vía ampliada comience a operar".

La medida de las navieras ha producido "una disminución en el volumen de cargas y en los ingresos por tarifas del Canal", pero "es probable que la ampliación permita no solo recuperar esas operaciones sino también atraer a otras empresas que actualmente no utilizan la vía debido a los límites en el tamaño de los barcos que pueden atravesarlo", añadió el informe del multilateral.