Montevideo. Una expansión de la crisis griega al resto de Europa podría estimular inversiones en América Latina, como la que estudia la portuguesa Portucel por hasta US$3.000 millones en Uruguay, dijo este miércoles el vicepresidente del país, Danilo Astori.

Portucel evalúa la posibilidad de construir una fábrica y un puerto en el sureste del país sudamericano.

"Quizás la repercusión de la situación europea sea un estímulo para salir al exterior. Hace poco (Portucel) manifestó su intención de mantener el interés en el proyecto de inversión en Uruguay que sería el más grande en toda nuestra historia", dijo Astori.

"Creo que en algunos casos, e incluso en la situación de algunos mega proyectos (como el de Portucel), puede ser importante salir de Europa", comentó en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina.

Según Astori, el posible impacto en América Latina de una crisis sería relativo debido en parte al buen nivel de precios de las materias primas, sostenido por las potencias emergentes, algo que va a mantenerse por bastante tiempo.

Sin embargo, comentó que una expansión de la crisis de deuda de Grecia podría atentar contra un postergado acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, que ambos bloques relanzaron recientemente luego de varios fracasos.

Para el funcionario, el papel de Brasil como líder del Mercosur -que también integran Uruguay, Argentina y Paraguay- será fundamental para lograr el ansiado acuerdo.

Las negociaciones se estancaron por falta de acuerdo en temas sensibles, como la apertura del mercado europeo a productos agropecuarios y del mercado del Cono Sur en materia industrial.

Astori dijo que para lograr un acuerdo ambas partes deberán renunciar a algunas de sus posiciones.