El buen momento que vive el sector de las apuestas hizo que el gobierno ideara la posibilidad de ofrecer a privados la explotación mixta de casinos a cambio de que haga inversiones en diversas ciudades.

El gobierno otorgará de esta manera a privados permisos de explotación mixta de las salas de juego a cambio de que inviertan en obras.

Las salas seleccionadas para este plan son la de Tacuarembó, Melo, San José, Treinta y Tres, Trinidad, Atlántida, Piriápolis, Chuy, La Paloma y Rocha.

Según los datos divulgados por el diario El Observador US$200 millones es el monto que recaudaron todos los casinos del Estado en 2010.