Entre los convenios que concretó el gobierno nacional con el banco Caixca de Brasil, figura la construcción de edificios que se destinarán al alquiler con opción a compra, de acuerdo a la información que adelantó Mario Isea, presidente del Banco Nacional de la Vivienda (Banavih).

El funcionario detalló que esta política está dirigida a la clase media, como una manera de que este sector también se beneficie con los planes de vivienda que adelanta el gobierno nacional enmarcados en la Misión Vivienda Venezuela.

Isea explicó que por las unidades que se ofrecerán para el arrendamiento se pedirá un canon de alquiler modesto, y se prevé que transcurridos cinco años, el ocupante pueda comprarlo, de manera que asegure su propiedad.

"Esto se hace como una ayuda para las parejas jóvenes, recién casados y para aquellas familias que se les dificulta juntar el dinero para la cuota inicial, para que lo hagan a través de esta modalidad, pues prevemos que pagando un alquiler modesto por cinco años, al cabo de este tiempo ya se ha pagado la inicial".

Una vez que se cumpla con este paso, el inquilino podrá iniciar los trámites para obtener un crédito hipotecario y comprar la vivienda que ocupó como arrendador durante cinco años.

Mario Isea, quien precisó que esta modalidad forma parte del Programa de Arrendamiento Habitacional, que denominaron "Panvive", señaló que ya se están ubicando los terrenos en diversos estados del país.

Aclaró que para ejecutar este programa también el Estado contempla la compra de edificios para destinarlos al alquiler en opción a compra.

"Alguien que este vendiendo un edificio lo podemos negociar y destinarlo a este programa", subrayó Isea.