Caracas. El gobierno venezolano selló este miércoles un compromiso con el sector empresarial para impulsar la producción de alimentos mediante la adopción de una serie de medidas económicas que buscan superar el desabastecimiento de los mismos en el país.

El acuerdo fue alcanzado este miércoles durante una reunión celebrada en la sede del Banco Central de Venezuela (BCV), con la asistencia del ministro de Finanzas, Nelson Merentes, y otros funcionarios del gabinete presidencial con un grupo de empresarios.

El compromiso del gobierno para mejorar los índices de productividad ocurre tras un encuentro inicial celebrado el martes en el Palacio de Miraflores, sede del ejecutivo, entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el directivo de las empresas Polar, Lorenzo Mendoza.

El empresario dirige un conglomerado de industrias venezolanas líder en alimentos agrupadas en la marca Polar y con quien Maduro acordó limar las asperezas y mantener un canal de comunicación para superar la crisis de alimentos en el país.

Las reuniones continuaron este miércoles con igual propósito con un grupo de productores con quienes el gobierno acordó iniciar el próximo lunes un cronograma de trabajo para superar las dificultades, informó el ministro Merentes.

A la cita asistieron más de 400 empresarios en un acercamiento impulsado por Maduro, dijo el funcionario en declaraciones a los medios e indicó que a nivel regional el gobierno también se reunirá con los pequeños empresarios.

Entre los objetivos y metas, el ministro destacó el aumento de la producción, bajar los índices de inflación, atender el problema de la escasez y fomentar el crecimiento de la economía.

Desde hace varios meses los venezolanos han estado afectados por el desabastecimiento de productos básicos en alimentos, farmacia, electrodomésticos, además de la especulación con los precios.

Maduro responsabiliza a los sectores de la oposición por la situación económica del país y los señala de fomentar planes desestabilizadores contra su gobierno.

El martes el gobierno venezolano resolvió aumentar en un 20% los precios de la leche, carne y pollo, media que fue duramente criticada por los opositores por considerar que la medida agrava aún más la situación inflacionaria.

Entre las medidas para superar el desabastecimiento de productos y alimentos en el país, el gobierno resolvió agilizar la entrega de divisa ante las quejas de los empresarios quienes denuncian dificultadas para importar los productos.