El presidente del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), Alejandro Fleming, dijo que solo reconocerían los pasivos derivados de los boletos vendidos a venezolanos residentes en el país, de manera que quedan automáticamente excluidos los pasajes extendidos a extranjeros en el territorio nacional.

En este sentido, Fleming se ciñe a las nuevas providencias cambiarias dadas a conocer ayer en la Gaceta Oficial, donde se señala que el tipo de cambio oficial establecido en la subasta del Sicad solo operará en el caso de boletos vendidos a venezolanos residentes en este territorio.

Las líneas aéreas se regían por un sistema especial distinto al formato de repatriación de dividendos, que consistía en el reconocimiento de los ingresos descontando los gastos operativos y otros conceptos.

Sin embargo, estos pagos se retrasaron durante 2013 hasta acumular una deuda estimada en US$2.500 millones. Las empresas de transporte aéreo y el gobierno venezolano se han venido reuniendo para lograr acuerdo, pero no ha sido posible.

La propuesta inicial de las autoridades era cancelar la deuda con combustible para aviones, pero aparentemente esta propuesta no resultó atractiva.