Caracas. Entre 2005 y 2009 el gobierno venezolano ha ejecutado al menos 762 expropiaciones, señaló la primera entrega del Observatorio de Derechos de Propiedad, que promueve la asociación civil Liderazgo y Visión.

Según el coordinador del análisis, Felipe Benites, señaló que el gobierno ha tomado estas medidas a través de varios organismos oficiales e incluso "con las presencia activa o pasiva de la Fuerza Armada, incumplen las leyes y la Constitución de 1999, por tanto las apropiaciones se convierten en una vía de hecho, esto es, en una actuación estatal violenta, sin base jurídica e injustificada".

Benites informó que en 2005 hubo 23 expropiaciones. La cifra fue aumentando anualmente: en 2006 sumaron 42, en 2007 se reportaron 127, en 2008 hubo 196 y en 2009 la cifra llegó a 374, informó El Universal.

Explicó que "en 2007, cuando se produce el rechazo a la reforma constitucional, en 2008 hubo una desaceleración -que no disminución- de las expropiaciones; el 2009 se inicia con el referendo sobre la reelección indefinida y, a partir de allí, se genera en valores absolutos el mayor número de casos de violaciones a la fecha".

El estudio indica que 60% de las expropiaciones se hicieron sobre propiedades ubicadas en la región centro occidental del país, principalmente en los estados Zulia y Lara.Por su parte, el ex presidente de Conindustria, Eduardo Gómez Sigal, explicó que las acciones gubernamentales han afectado a “empresas petroleras, mineras, cementeras, briqueteras, eléctricas; a centros de producción agrícola y pecuaria, a centrales azucareros, a viviendas y edificaciones, a fincas; al sector financiero local, telecomunicaciones y, entre otros, al Teleférico del Ávila".

A su juicio "Ninguna de estas empresas funciona mejor que cuando estaban en manos privadas. Muchas están paralizadas en su totalidad y varias de ellas, como Invepal, han tenido que recapitalizarlas tres o cuatro veces porque han estado quebradas ese mismo número de veces".