Caracas. El gobierno venezolano asegura estar tras la pista de un plan de sabotaje contra el sistema eléctrico nacional que provoca apagones, como los ocurridos recientemente en Caracas y el estado Anzoátegui.

El vicepresidente de la república, Elías Jaua, ratificó que se iniciarán investigaciones porque dudan que las fallas eléctricas sean meros problemas técnicos del sistema.

"Vamos a investigar con los cuerpos de inteligencia los sucesos que se dieron en Palo Verde y lo que está pasando en Anzoátegui, donde tenemos casi 15 días de continuos apagones y explosiones en las subestaciones", aseguró Jaua a Radio Nacional.

El miércoles de la semana pasada se produjo un apagón en varias poblaciones de Anzoátegui, que se extendió hasta el día siguiente.

Adicionalmente, parte del oeste de Caracas se quedó sin luz el día sábado y la misma situación se repitió por varias horas en el este el día domingo, lo que ocasionó la paralización del servicio del metro de la ciudad.

Aún no están claras las razones y circunstancias que ocasionaron ambos incidentes.

Jaua resaltó que los sistemas eléctricos son "altamente vulnerables y fácilmente saboteables, porque cualquier cosa puede parecer una falla técnica".

"No eludimos la responsabilidad de las empresas eléctricas de estar más atentas al tema de la electricidad, porque no hay razones desde el punto de vista de la generación eléctrica. Tenemos agua demás en el Guri", dijo Jaua, quien agregó que continuará la expansión de la generación termoeléctrica.

El ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, aseguró que se estudia que la vigilancia del sistema eléctrico nacional esté en manos de la Milicia Nacional y otros sectores.

"Estamos planteándole a los compañeros de la Milicia Nacional, los sindicatos y a la población en general que se agudice mucho la vigilancia sobre puntos críticos de los sistemas de transmisión y distribución, como lo son las subestaciones", dijo Araque.

Por su parte Joaquín Osorio, comisionado nacional de Distribución y Comercialización Eléctrica del Ministerio de Energía Eléctrica, denunció que "se roban los materiales que posteriormente afectan las protecciones de las subestaciones y que provocan las fallas eléctricas".

Osorio afirmó que se han entregado pruebas a los cuerpos de seguridad para que inicien las investigaciones, en especial en la subestación Barbacoa, subestación Barcelona, subestación Patas Corona del estado Anzoátegui, debido a que se han robado las líneas de protección.

"No hay que ser demasiado brillante para determinar quiénes estaban ligando que hubiese un colapso eléctrico", agregó.