El gobierno venezolano dispondrá este año de un presupuesto inicial superior a los 12.600 millones de bolívares fuertes para el procesamiento, compra y distribución de alimentos para las redes gubernamentales, las cuales, según el presidente Hugo Chávez, elevarán sus ventas en más de 75% durante el presente ejercicio, con la colocación de 300.000 toneladas mensuales de comestibles, frente a los 170 millones de kilos distribuidos cada mes hasta ahora.

La cifra estimada representa más de US$2.900 millones a tasa oficial de 4,30 bolívares fuertes por dólar.

El grueso del presupuesto está determinado por los recursos asignados el VIII Plan Excepcional para el Abastecimiento de la Cesta Básica y Materia Prima para la Elaboración de Alimentos, recursos que superan los 6.588 millones de bolívares fuertes que serán invertidos en la compra de materia prima, productos terminados, insumos y equipos para la red Mercal y la empresa proveedora madre, la rebautizada Venezolana de Alimentos (Venal), conocida hasta ahora como Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (Casa).

Este presupuesto incluye la compra tanto de productos nacionales como importados, de lo que se desprende que parte del déficit estimado para satisfacer la demanda nacional de alimentos, será subsanado con importaciones que serán canceladas con este presupuesto.

Cabe destacar que el monto que se inyectará a Mercal y Venal este año es 36% superior al presupuestado en el VII Plan Excepcional 2009, cuando se asignó un total de 4.829 millones bolívares fuertes.

"Hay que incrementar la producción de las empresas de producción social para competir con los privados, para tener más producción para abastecer totalmente el mercado nacional. Con ello vamos a derrotar la inflación y bajar los precios, y luego pensar en exportar lo que podamos". Hugo Chávez.

Esto permitirá aumentar en 160% la compra de alimentos e insumos para la cadena estatal, toda vez que se estima adquirir 2,6 millones de toneladas de productos, 1.633 millones de toneladas por encima de las 986.667 toneladas adquiridas en 2009.

Es oportuno resaltar que según el Plan Bienal de Producción de Alimentos 2011 - 2012, el déficit para cubrir los requerimientos nacionales de alimentos de origen animal y vegetal, se estima en más de 4,2 millones; una reducción de 30% respecto a los 5.962 millones de toneladas de estas variedades que fueron importados en 2010, según las estadísticas oficiales del Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT).

Fresco fresquito. Al margen del aumento del presupuesto para Mercal, las redes estatales de distribución, así como las productoras de alimentos propiedad del Gobierno se verán beneficiadas por la inyección de más de 6.000 millones de bolívares adicionales, aprobados recientemente por el presidente Chávez para expandir el radio de acción del Estado en materia nutricional.

"Hay que incrementar la producción de las empresas de producción social para competir con los privados, para tener más producción para abastecer totalmente el mercado nacional. Con ello vamos a derrotar la inflación y bajar los precios, y luego pensar en exportar lo que podamos", señaló el presidente Chávez tras anunciar la nueva inyección de capital al sector alimenticio público.

Adicionalmente, el plan del Ejecutivo contempla aprobar recursos por el orden de los 478 millones de bolívares fuertes para expandir las areperas socialistas y crear una red de panaderías, carnicerías y cafés estatales, con lo cual se incrementará la cadena de puntos de distribución de alimentos conformada actualmente por Mercal, Productora y Distribuidora de Alimentos (Pdval), la Corporación de Mercados Socialistas (Comerso) y los abastos Bicentenario.

Todo este presupuesto queda al margen de los recursos que se tienen previstos para la producción primaria de alimentos que, solo en lo concerniente a los fondos para la Misión Agro Venezuela, representa 1.000 millones de bolívares que provendrán del Fondo Bicentenario, además de recursos que se prevé aportará Petróleos de Venezuela.