Venezuela. En el segundo encuentro que se realizó entre las autoridades gubernamentales y los gremios privados de la construcción e inmobiliarios, se abordaron las metas de producción de viviendas.

Gilbert Dao, presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción (CVC), informó que durante la reunión que sostuvieron con el ministro de Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, se le planteó al sector privado el compromiso de construir 80.000 casas nuevas este año, a fin de fortalecer y darle mayor impulso a la Gran Misión Vivienda Venezuela (Gmvv).

Dao precisó que se le hizo saber al ministro que para producir mayor cantidad de viviendas, es necesario resolver problemas de escasez de insumos y materiales básicos para la construcción. “Se deben solventar problemas que se presentan para cumplir las metas establecidas, concretar planes para satisfacer la demanda de viviendas existente y generar confianza para estimular nuevas inversiones”, señaló el empresario.

Dao insistió en que para cumplir con el objetivo trazado por el Gobierno, de edificar en 2014 300.000 viviendas, es imprescindible “garantizar el suministro oportuno de insumos para atender la construcción de las unidades que están en proceso y las que deben iniciarse para alcanzar el objetivo de 300.000 viviendas por año, necesarias para abatir el déficit habitacional y cubrir la demanda por crecimiento vegetativo de la población”.

El presidente de la CVC manifestó que además de esta meta es necesario generar esquemas que propicien la construcción de viviendas para atender a otros segmentos de la población.

Dao destacó que se expuso la necesidad de establecer una alianza y propiciar el trabajo conjunto entre las empresas constructoras, la banca y el Ministerio de la Vivienda, a fin de mejorar las condiciones y reglas, con miras a generar confianza en los privados y estimular nuevas inversiones.

Insistió en la disposición de la CVC y sus cámaras regionales de participar en el diálogo permanente entre los sectores involucrados, aportando propuestas y soluciones que beneficien a la colectividad, en todo lo referente al tema habitacional.

Propuesta oficial. El ministro de Vivienda, Ricardo Molina, en declaraciones a este diario, sostuvo que las reuniones que promovieron al inicio de 2014 con las cámaras de la construcción (Cámara Bolivariana de la Construcción y Cámara Venezolana de la Construcción) van dirigidas a buscar acuerdos y que el sector privado contribuya con los planes habitacionales que tiene el Gobierno, sobre todo en la fabricación de viviendas para la clase media. “Hemos llamado a las cámaras de la construcción porque queremos fortalecer el programa 0800mihogar, el cual está destinado a hacer casas para la clase media, queremos trabajar con la empresa privada honesta y que no vea la vivienda como mercancía”, precisó Molina.

El ministro ha adelantado que se revisará el tope de US$79,365, que es el costo de producción de una vivienda por el programa 0800mihogar, pero eso sí, “se ajustará un poco, subirá pero no a precios especulativos”, puntualizó Molina. Justamente, el costo de producción es la principal objeción que han manifestado los constructores de la CVC, pues aducen que es imposible producir una casa en menos de US$126.984. No obstante, seguirán evaluando opciones en reuniones con el Gobierno.