El ministro de Industrias, Wilmer Barrientos, sostuvo este miércoles una reunión de trabajo con representantes de ensambladoras de vehículos de Venezuela, con el fin de articular con el gobierno nacional una política de costos que sea transparente, que deje ganancias y permita la accesibilidad a los vehículos a todos los venezolanos.

Barrientos manifestó que el objetivo de este encuentro es desarrollar en conjunto estrategias efectivas para la producción de vehículos. "Nosotros tenemos tenemos la responsabilidad de aumentar la producción, (...) estamos obligados a producir", dijo.

En el encuentro se trataron temas referentes a los esquemas de ensamblaje, revisión de los lapsos y procesos de control necesarios que contempla el Estado para otorgar los permisos y divisas, la comercialización, los mecanismos que combatirán los precios especulativos de los vehículos y el desarrollo de los centros de servicios.

Barrientos informó que se realizará "un esfuerzo extraordinario para potenciar el sector automotriz en Venezuela, implementando estrategias y dejando a un lado la centralización", reseñó una nota informativa del Ministerio de Industrias.

Asimismo mencionó que sostendrá reuniones con el ministerio de Finanzas para la aprobación del material de ensamblaje importado para vehículos y todo lo referente al establecimiento de precios.

El ministro reiteró que el gobierno nacional mantendrán el chequeo general del sistema de comercialización de vehículos para tener conocimiento del destino de los vehículos que serán producidos y ensamblados.

La regulación de costos en el mercado automotriz es parte de las medidas tomadas por el Ejecutivo Nacional en contra de la especulación y el alza de los precios.

Está previsto la continuación de estas reuniones para hacer seguimiento al trabajo iniciado entre las ensambladoras de vehículos y el gobierno nacional.