Caracas. Luego de rendir honores a Ezequiel Zamora en el Panteón Nacional y de entonar el himno de La Federación, el ministro de Agricultura y Tierras, Juan Carlos Loyo, hizo un balance de los logros de las expropiaciones en el campo.

Informó que de las 3 millones de hectáreas (ha) "rescatadas" por el gobierno, 72% se encuentran activas, de ahí que se ha incrementado la producción.

"¿En qué procesos están activas? En fincas de ganadería que se han incorporado al Centro Genético Florentino y en empresas como Marisela, ese famoso hato que nos quisieron vender como ocioso para el resguardo ambiental y que por ese motivo allí no había producción. Ahí se cosecharon 300 hectáreas de arroz en Apure", informó Loyo a las afueras del Panteón Nacional.

Explicó que en el caso del fundo José Cornelio Muñoz, se levantó en 100% el rebaño en manos de la gestión de campesinos y del Gobierno nacional. "La famosa finca La Productora, que era de la transnacional Smurfit, tiene 300 hectáreas de caraotas para ser cosechadas, según me informaron anoche", comentó el funcionario, quien admitió que "nos falta mucho por hacer".

Contraste con sector privado. Las cifras de productividad que ofreció el ministro Loyo contrastan con el registro que manejan, extraoficialmente, los gremios de productores. Incluso distan de los números de las asociaciones que se consideran "socialistas y revolucionarias", al igual que el gobierno nacional.

José Agustín Campos, presidente de la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Venezuela (Confagan), manifestó que "la cultura productiva no se alcanza en un decreto. Al menos 30% de esas tierras está produciendo".

Agregó que "hay que hacer todos los esfuerzos de acompañamiento técnico y de transferencia de tecnología, logística y cultural, de capacitación para que estas tierras rescatadas alcancen su máxima productividad en el tiempo más corto posible", expresó.

Campos atribuye esto a varios factores, como el déficit de 50.000 tractores agrícolas y de sus accesorios y repuestos.

"Se hacen esfuerzos importantes con Veneirán, pero su producción aún no satisface nuestras necesidades. Eso es un frenazo, 70% del éxito de una unidad de producción es la maquinaria. También afecta la transferencia de tecnología. Es una cadena que tiene que ponerse a la perfección", dijo.

Saraos y Saraítos en el aire. Para Campos, ya era hora de acabar con un modelo poco eficiente: "Venezuela traía un modelo agrolatifundista que había que cambiar. Para alcanzar el desarrollo, hay que pasar por encima del cadáver del latifundio", indicó.

Con la idea de democratizar las hectáreas intervenidas, el gobierno nacional ha venido creando distintos modelos de organización de las unidades de producción: Fundos Zamoranos, los Sistemas de Asociaciones Rurales Auto-Organizados (Saraos), Saraitos y Cooperativas Agrícolas, entre muchos otros.

Sin embargo, no se ha acertado aún en ese modelo de organización. Campos dijo que hay "unos que dieron resultados y otros no, porque no hay acompañamiento tecnológico, investigación, mercadeo y comercialización".

Por su parte, el presidente de Fedeagro, Pedro Rivas, afirmó que no ha visto ningún Fundo Zamorano con alguna producción. "Puede que exista, pero yo no lo he visto".

Explicó que muchas de las tierras que han sido intervenidas son "semiproductivas (…) no vemos que de eso que han expropiado o rescatado haya producción. Aquí la producción que se ve es la del sector privado, la que mostramos con cifras y con estadísticas, es lo que se ve en los mercados", señaló Rivas.

Según las estadísticas que maneja este gremio, desde 1999 se han incorporado a la producción 500.000 hectáreas, de las cuales 300.000 son del rubro maíz.

"Pero esto ha sido el sector privado, no producto de las expropiaciones y confiscaciones que arreciaron en 2007", manifestó.

Para él, el éxito de la agricultura no sólo tiene que ver con el tema de insumos para la producción, sino con vocación al trabajo.

"A una persona se le puede dar la tierra, el capital y la maquinaria para producir, pero si no tiene la vocación, ese señor se va a ir. Creo que esto es lo que está ocurriendo con todos esos programas sociales del Gobierno. No se puede malgastar un dinero donde no se está viendo el provecho o retorno de la inversión", señala Rivas.

El Plan de la Nación Socialista. El ministro Loyo dijo que las 3 millones de hectáreas "rescatadas" representan apenas 10% del total del área de siembra del país (30 millones de hectáreas).

"Esto es para desmitificar que el Estado tiene más tierras. La mayor parte la tienen aún las familias, los pequeños y grandes productores", dijo Loyo.

Sin embargo, la meta del gobierno es eliminar el latifundio (como lo establece la Ley de Tierras), para democratizar esos terrenos e incrementar la producción.

"Consolidar la revolución agraria y eliminar el latifundio e incorporar tierras a la producción", según lo determina el Proyecto Nacional Simón Bolívar Primer Plan Nación Socialista 2007-2013.