Washington. Goldman Sachs Group Inc incrementó agresivamente sus donaciones para campañas políticas y el gasto en cabildeo en el Congreso de Estados Unidos a principios del 2010, a medida que el debate de la reforma financiera ganaba fuerza, según documentos oficiales.

Los registros muestran que la arrinconada firma de Wall Street casi duplicó su gasto en los agentes de lobby de Washington a US$1,2 millones durante el primer trimestre de 2010, dado que el foco del debate de la reforma pasó a ser la legislación propuesta por el presidente de la comisión bancaria del Senado, Christopher Dodd.

El banco gastó US$670.000 en cabildeo durante el mismo período del año anterior, según registros publicados por el Senado. Los datos no muestran cuánto dinero gastó Goldman específicamente en la reforma financiera.

La Comisión de Valores ha acusado a Goldman Sachs de fraude por la estructuración y comercialización de un producto crediticio ligado a hipotecas de alto riesgo. Goldman ha negado los cargos.

El incremento del primer trimestre también podría estar inclinado por un nuevo estándar federal que requiere que las corporaciones reporten las donaciones de lobby a asociaciones sectoriales durante el trimestre.

Por otra parte, el comité de acción política de Goldman elevó los gastos en la campaña al Congreso del 2010 durante marzo donando casi US$300.000 a candidatos parlamentarios, y comités partidistas nacionales, entre otros, según registros de la Comisión Electoral Federal (FEC por su sigla en inglés).

Su gasto de campaña favoreció a los republicanos por sobre los demócratas por un margen de un 58% a 42% tanto en marzo como en los primeros tres meses del año.

Eso es un giro drástico respecto de 2009, cuando el gasto de la firma favorecía a los demócratas sobre los republicanos por 61% a 39%, según un análisis del Centro para Políticas Responsables, un monitor no partidista del dinero en la política de Estados Unidos.

Melissa Daly, portavoz de Goldman Sachs, declinó comentar sobre los datos de gastos en acción política y cabildeo que fueron presentados a últimas horas del martes antes del vencimiento de distintos plazos federales de la FEC y el Congreso.