Reuters. El banco de inversión Goldman Sachs ratificó este miércoles su perspectiva bajista para los precios del crudo y dijo que los acontecimientos en Grecia podrían agudizar la volatilidad del mercado en el corto plazo.

Goldman mantuvo su previsión de que el referencial estadounidense del petróleo o West Texas Intermediate (WTI) alcanzará los US$45 en octubre.

Además el banco dejó sin cambios su estimado para los precios en tres y seis meses para el Brent en US$56 y US$55, respectivamente, y reiteró que el diferencial Brent-WTI sería de US$6 el barril en tres y seis semanas, y de US$5 por barril en 12 meses.

La actual combinación de flujo de caja y financiamiento estancan al reajuste del petróleo, que está en sus etapas iniciales, dijo Goldman en una nota a clientes.

El referencial Brent subía 78 centavos, a US$57,66 por barril a las 1343 GMT, tras caer más temprano hasta los US$55,87. En tanto, el crudo en Estados Unidos avanzaba 45 centavos, a US$52,78.