Reuters.- Goldman Sachs redujo su panorama de precios para el Brent, al sostener que los recortes de producción del grupo OPEP+ y las bajas de tasas de los bancos centrales no serían suficientes para frenar una gran acumulación de inventarios causada por la menor demanda por el brote de coronavirus.

El Brent podría caer a US$45 por barril en abril, desde una estimación anterior de US$53, antes de recuperarse gradualmente a US$60 para fin de año, dijo el banco de Wall Street en una nota publicada a última hora del martes.

En su segunda revisión a la baja en menos de un mes, Goldman Sachs recortó sus pronósticos de precios Brent del tercer y cuarto trimestre a US$53 y US$59 por barril, respectivamente, desde US$60 y US$65.

El crudo Brent subía el miércoles por expectativas de que un grupo de destacados productores esté más cerca de un acuerdo para profundizar los recortes en el bombeo y contrarrestar así el desplome de la demanda causado por el brote del coronavirus.

Los analistas de Goldman también redujeron su pronóstico de demanda para 2020 para mostrar que el consumo se contraerá en 150.000 bpd frente al año anterior, la tasa de crecimiento más baja desde la crisis financiera de 2008. Antes había pronosticado un crecimiento de 550.000 bpd.

Los analistas de Goldman también redujeron su pronóstico de demanda para 2020 para mostrar que el consumo se contraerá en 150.000 bpd frente al año anterior, la tasa de crecimiento más baja desde la crisis financiera de 2008. Antes había pronosticado un crecimiento de 550.000 bpd.

El coronavirus de rápida propagación ha infectado a casi 91.000 personas en todo el mundo, de las cuales más de 80.000 están en China.