Goldman Sachs calcula que la demanda por crudo se reducirá en 10,5 millones de barriles por día (bpd) en marzo y posiblemente en hasta 18,7 millones de bpd en abril, indicó el banco en una nota fechada este miércoles.

"Un impacto en la demanda de esta magnitud sobrepasará cualquier respuesta a nivel de la oferta, incluyendo alguna medida de congelamiento o recorte del bombeo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo", indicó Goldman.

Las refinerías de todo el mundo han estado reduciendo sus operaciones ante el avance del coronavirus, que ha llevado a caídas acusadas en la demanda por combustible para motores de automóviles y aviones.

"La escala del colapso de la demanda requerirá que se detenga un gran volumen de producción, potencialmente muchos millones de barriles por día", indicó el banco, agregando que no era probable que tal impacto pudiera revertirse en el corto plazo.