Goldman Sachs dijo este miércoles en una nota enviada a clientes que prevé que los mercados de petróleo permanezcan sumamente volátiles en las próximas semanas.

Los mercados de crudo recuperaban cierto terreno este miércoles después de haber perdido más de 6% el día anterior, en una jornada con fuertes volúmenes de operaciones.

"Se necesitará un catalizador fundamental para que los precios se estabilicen y finalmente empiecen a subir", dijo Goldman en una nota enviada a clientes, y añadió que este catalizador debería incluir evidencia física de que la producción de la OPEP está declinando a ritmo constante, además de nuevas señales de resistencia de la demanda.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está presionando a sus productores aliados, entre ellos a Rusia, para que amplíen sus recortes de bombeo desde 1 millón a 1,4 millones de barriles por día (bpd).

Goldman dijo que el reciente derrumbe de los precios refleja "las preocupaciones por un exceso de suministros en 2019 (...) (y) por una liquidación generalizada de las materias primas y otros activos debido a la creciente inquietud por el crecimiento".

El banco de inversión dijo que el fuerte descenso en la demanda o la ausencia de recortes de producción de la OPEP podrían ser los principales factores de riesgo para la recuperación de los precios del barril.

"Aunque ambas situaciones son poco probable, estamos preocupados por lo último, ya que el alza de la producción puede llevar a una situación sostenida de precios más bajos", señaló Goldman.