Goldman Sachs está eliminando casi un 30% de los 300 puestos de trabajo en su negocio de banca de inversión en Asia fuera de Japón, en respuesta a una desaceleración en la actividad en la región, dijeron a Reuters dos fuentes familiarizadas con el asunto.

El banco de Wall Street está reduciendo el número de funcionarios que trabajan en acuerdos de fusiones y adquisiciones y en mercados bursátiles y de capital de deuda, dijeron las fuentes.

La mayoría de los recortes de empleos afectarían a Hong Kong, Singapur y China, donde se ubican las principales oficinas de Goldman en Asia, agregaron.

Un portavoz de Goldman Sachs declinó a formular comentarios.

El valor total de los acuerdos de fusiones y adquisiciones en la región de Asia Pacífico ha caído a US$572.900 millones este año, desde US$745.700 millones en igual periodo del 2015, según datos de Thomson Reuters.

Goldman dijo en julio que se embarcó en un plan de recorte de costos que le permitiría ahorrar US$700 millones anuales en respuesta a la desafiante situación para los ingresos.