Nueva York
. Goldman Sachs Group aumentó el salario de su presidente ejecutivo, Lloyd Blankfein, a US$2 millones este año, o más del triple, según una presentación a los reguladores.

El banco, duramente criticado por sus prácticas de pagos, también aumentó los salarios del presidente financiero, David Viniar y del presidente de operaciones, Gary Cohn, a US$1,85 millones, según el documento.

Los tres ejecutivos ganaban previamente un salario base de US$600.000.

Goldman Sachs reportó a principios de esta semana una ganancia anual de US$8.350 millones, pero sus acciones han bajado casi 4% en lo que va del año.

Los bancos, incluyendo a Goldman Sachs, recortaron los pagos de bonos durante la crisis financiera, cuando se enfrentaron a la indignación pública por los rescates financiados por el gobierno.

El presidente ejecutivo de Citigroup Inc, Vikram Pandit, que prometió recibir un salario de US$1 hasta que el banco regresara a una rentabilidad sostenida, la semana pasada recibió un aumento de US$1.749.999, un día después de que el banco reportara su primer ganancia anual desde 2007.

Y más temprano el viernes, Morgan Stanley le dio a su presidente ejecutivo, James Gorman, un paquete de incentivo por un valor potencial de US$7,4 millones.

El mismo día, CIT Group recompensó a su presidente ejecutivo John Thain -ex presidente ejecutivo de Merrill Lynch- con varios millones de dólares de incentivo.