El buscador Google acusó al Departamento del Interior estadounidense porque sus funcionarios privilegiaron a Microsoft en una licitación, según una demanda iniciada el viernes y dada a conocer este lunes.

Se trata de un contrato por unos US$59 millones (unos US$43 millones) por cinco años y que generaría unos 88.000 puestos de trabajo.

Google intenta hacer pié en el negocio de los programas para administración en los que domina Microsoft con su producto Office. En contrapartida Google ofrece el programa on line Apps.