Washington. Google ha lanzado la versión estable, no beta, de su navegador Chrome 5 para Mac y Linux, una versión también disponible para Windows. Entre las mejoras figura la sincronización entre varios ordenadores -incluyendo preferencias como la lengua, página de inicio o parámetros de zoom-, facilitar el cambio de navegador con la importación de datos, más fácil gestión de favoritos y el rendimiento del motor JavaScript.

Según publica elpais.com, la nueva versión corrige seis fallos de seguridad detectados anteriormente. Chrome adopta el estándard HTML5 con adiciones como geolocalización o caché de aplicaciones, pero no integra el plug-in de Flash a la espera de que esté disponible el Flash 10.1.