Yacuiba. El ingreso promedio anual estimado por la exportación de Gas Licuado de Petróleo (GLP) producido en la planta separadora de líquidos ascenderá a US$245 millones, informó este domingo el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB Corporación), Guillermo Achá M.

“La producción de GLP será destinada al mercado interno y a la exportación del producto a países como Paraguay, Uruguay, Perú, Brasil y Argentina”, indicó el presidente de la estatal petrolera durante su exposición sobre los avances de la obra.

El anuncio fue realizado durante la inspección a los avances de la construcción de la Planta de Separación de Líquidos “Carlos Villegas Quiroga”, realizada por autoridades nacionales a la cabeza del presidente del Senado, José Alberto Gonzales, los ministros de Presidencia, Hidrocarburos, Gobierno y Defensa, además de representantes de organizaciones sociales y autoridades regionales.    

La megaobra que se construye en Yacuiba, provincia Gran Chaco del departamento de Tarija, presenta un avance en ingeniería del 100%, en procura 100%, y construcción y montaje del 95%. “Se está ejecutando las etapas de precomisionado y comisionado, previendo iniciar las operaciones en el mes de mayo y la etapa comercial a partir de junio”, sostuvo Achá.

La construcción y el montaje de la planta está a cargo de Técnicas Reunidas, la fiscalización la realiza la empresa Tecna y Siemens participó en la provisión de equipos. 16,19 millones de horas–hombre son las horas trabajadas. Se contrataron 79 empresas nacionales, de las cuales 69 son microempresas tarijeñas.

Impacto económico y social. “Entre los principales aspectos económicos para Yacuiba, se tiene un movimiento económico que ingresó a la economía local de Bs 572 millones acumulados a la fecha que impactan en actividades como empleo, alojamiento, servicio de transporte, alimentación, comercio local y otros”, ponderó Achá.

Entre las comunidades y organizaciones beneficiadas con la inversión social de este proyecto destacan la Asociación de Pueblos Guaraníes (APG), Campo Grande, Lapachal Alto, Cañón Oculto, San Isidro, Cañitas y La Grampa.

En la planta se invierte US$688,11 millones. La capacidad de proceso es de 32,2 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) de gas natural y producirá 3.140 toneladas métricas diarias (TMD) de etano, 2.240 TMD de GLP, 1.040 barriles por día (Bblsd) de isopentano y 1.650 Bblsd de gasolina natural.

Esta planta agregará valor al gas natural pasando en este caso por la recuperación de los líquidos que aún transporta el gas de exportación a la Argentina. La recuperación de licuables permitirá producir GLP, etano, gasolina natural e isopentano con mayor valor agregado.

Esta planta recuperará la energía excedente que se exporta en la corriente de gas natural a la Argentina. El gas rico que contiene metano, etano, propano, butano y otros compuestos, alimentarán a este complejo a través del Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA). El complejo generará insumos como etano y propano con destino a la industrialización en términos de petroquímica.