Santiago. Vial y Vives DSD, subsidiaria del grupo peruano Graña y Montero y con operaciones en Chile, informó este martes mediante un hecho de importancia, la adjudicación de un contrato de construcción con la chilena Minera Escondida LTDA (MEL).

El constrato suscrito, valorizado en US$35.671.472 más IGV, está relacionado a la operación de la minera en la zona denominada “Laguna Seca”, ubicada al sureste de la región Antofagasta, al norte de Chile.

El documento, enviado a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), detalla que el contrato contempla la prestación de servicios de construcción y puesta en marcha de un sistema de conducción de relaves (ramal norte) y recirculación de aguas referidas a la operación de la planta concentradora de cobre en la mina.

MEL es una compañía minera, constituida bajo ley chilena, de propiedad de BHP Billiton, Río Tinto, Japan Escondida Corporation e International Finance Corporation del Banco Mundial, respectivamente.

"Con la adjudicación de este proyecto, nuestro grupo refuerza su cartera de proyectos por ejecutar y continúa implementando su nueva estrategia regional en el rubro de ingeniería y construcción", dijo el gerente general corporativo del Grupo Graña y Montero, Luis Francisco Díaz.