Tegucigalpa. El ex presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), William Hall Micheletti, pidió demandar a la empresa cementera que vendió el producto sin cumplir con el peso indicado.

El empresario de la construcción advirtió que existe el riesgo de que las construcciones sufran daños por la inconsistencia de la mezcla de cemento, arena y grava.

"El 70% de los constructores son maestros de obra que se rigen por la regla de hacer concreto de 3.000 libras. Lo que se hace es usar ocho bolsas pues supuestamente en cada una de ellas hay 42,5 kilogramos, sería insuficiente cemento para lograr la resistencia, si se denuncia que hay un problema con el peso", explicó.

Agregó que "hay problema porque se dosifican las mezclas con una cantidad menor y podrían traer problemas estructurales".

De acuerdo con la información de las plantas cementeras, el contenido neto por bolsa de cemento gris es de 42,5 kilogramos, equivalente a 93,5 libras.

De una muestra que realizaron los inspectores de la Secretaría de Industria y Comercio, de 520 bolsas de cemento se encontró un faltante entre 1 y 1,5 libras por bolsa.

Autoridades de la Secretaría de Industria y Comercio denunciaron esta semana que una empresa cementera, de la que no proporcionaron el nombre, vende el producto a menor peso del que indica la bolsa.

En un desafío directo al gobierno hondureño, las cementeras incrementaron recientemente el precio a la bolsa de cemento, que a finales de año habrá aumentado veinte lempiras la unidad.