El secretario general de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (Fetera-CTA), José Rigane, afirmó este viernes en referencia a la expropiación de acciones de YPF que "no podemos pagar por lo que es nuestro, es decir patrimonio de todos los argentinos, y menos cuando las privatizaciones estuvieron plagadas de corrupción".

"Falsificaron los balances, alteraron los informes sobre las verdaderas reservas, no se exploró y no se abrieron nuevas destilerías; los que deberían indemnizarnos son ellos (Repsol)", expresó Rigane en declaraciones periodísticas.

El gremialista, que también es secretario adjunto de la Central de Trabajadores de la Argentina, sostuvo que "esta no es una pelea con España, ya que Repsol no es española. Españoles y argentinos tenemos el mismo enemigo, el neoliberalismo", consideró Rigane.

Advirtió luego que "las provincias no deben creer que pueden convertirse en emiratos árabes. Tendrán lo que les corresponde, pero el petróleo y el gas deben ser puesto otra vez al servicio del desarrollo nacional".

"La energía es un bien social y estratégico, es parte de los derechos humanos de un pueblo y todos tenemos derecho al agua, el gas, la electricidad", sostuvo el titular de Fetera.

Rigane opinó, por último, que en la conducción de YPF debe incorporarse la representación de los trabajadores y de las organizaciones de consumidores, es decir, "hacer todo lo contrario de lo que pasó hasta ahora".