El grupo brasileño Amaro, uno de los controladores de Latam Airlines, remató este viernes un 6,47% de la aerolínea por el equivalente a unos US$296 millones, como parte de un proceso de reestructuración que lleva adelante con sus socios chilenos.

El grupo Cueto, principal accionista de Latam a través de su sociedad Costa Verde Aeronáutica (CVA), se había comprometido a suscribir los 35,3 millones de títulos que fueron subastados en la Bolsa de Santiago.

Este es el primer paso de un plan de los controladores de la aerolínea para no diluir su participación en un próximo aumento de capital que permitirá el ingreso de Qatar Airways a la propiedad de la empresa.

El remate, que fue liderado por la corredora Santander Chile, se realizó al precio mínimo fijado de 5.506,40 pesos por papel.

Latam, resultado de la fusión entre la chilena LAN y la brasileña TAM, anunció a mediados de julio que Qatar Airways compraría hasta un 10% de la compañía a través de la emisión de nuevas acciones, con el pago de US$10 por papel.

Tras la operación, Amaro ingresará a la propiedad de CVA con un 21,88% y Cueto se quedará con el 78,1% de la sociedad para conformar así un nuevo pacto de accionistas, con el que mantendrán el control de la aerolínea.

Por efecto de dilución, una vez concretado el aumento de capital de unos US$613 millones para el ingreso de Qatar Airways en Latam, previsto para este año, la participación de CVA en la aerolínea debería alcanzar alrededor de un 28,29%.

Desde su nacimiento en 2012, Latam ha sufrido millonarias pérdidas agravadas por la crisis económica en Brasil, el principal mercado del grupo, lo que ha implicado además una serie de ajustes en sus operaciones y recortes de flota.