Santiago. El consorcio argentino LeadGate, liderado por el argentino Matías Campiani, se encuentra en negociaciones para adquirir la cadena de tiendas de indumentarias Johnson’s, firma chilena que ha enfrentado una serie de conflictos económicos en los últimos meses y que registra deudas por cerca de US$300 millones

Para ello, la firma argentina podría acordar en el corto plazo su ingreso en el negocio para hacerse cargo de la firma chilena, de acuerdo a La Nación.  

Tras encargar una serie de estudios comerciales sobre la multitienda de prendas de vestir y de solicitar la opinión de los 12 bancos acreedores, LeadGate presentó una oferta formal para convertirse en socio estratégico de la cadena, propiedad de la familia Calderón.

Johnson´s, perteneciente a las empresas Ripley, debió tomar créditos sindicados por más de 200 millones de dólares el año pasado para intentar sobrevivir a la crisis financiera.

 La operación de LeadGate involucraría la inyección de recursos y se basaría en un modelo similar a los salvatajes llevados a cabo por el consorcio en la Argentina y Uruguay, como en el caso de Parmalat y la aerolínea Pluna, que se realizó por intermedio de una capitalización conjunta de la compañía, una inyección mensual de liquidez para mantenerla en operaciones, el traspaso de activos y una garantía especial para el cumplimiento de la operación.

Antecedente. La medida tampoco es inédita en Chile. LeadGate también tomaría como base el salvataje realizado por el fondo Southern Cross Group -presidido por el argentino de origen japonés Norberto Morita- con la cadena de tiendas de indumentaria chilena La Polar, firma que consiguió salvar una cuasi quiebra y que hoy está encumbrada como una de las empresas de retail líderes en Chile.

Pero LeadGate no es el único interesado. Según fuentes de la industria, dos fondos de inversión se han acercado a la familia Calderón para saber de la disposición para aceptar un socio, pese a que las acciones familiares ya están en manos de los bancos.

La situación crediticia de Johnson´s es compleja. La familia Calderón repactó la deuda con la banca, pero el proceso se ha postergado más de la cuenta y la firma de acuerdo aún no ha sido estampada.