Buenos Aires. Las negociaciones salariales podrían ser difíciles para el Grupo Techint en Argentina en 2011, un año electoral, dijo un ejecutivo del gigante industrial, según reportó el domingo un diario local.

El grupo argentino controla a las potencias siderúrgicas globales Tenaris y Ternium.

"El aumento (salarial) que dimos el año pasado para el personal fuera de convenio fue de entre 25% y 26%. Si este año se van a seguir esos niveles, va a estar complicado", dijo el jefe de Recursos Humanos de Techint, Eduardo Franck, en una entrevista que publicó el matutino La Nación.

En agosto del 2010, la mayor central sindical de Argentina bloqueó plantas de Siderar, del grupo Techint, lo que obligó a la compañía a detener la actividad en cinco instalaciones durante una semana.

La disputa finalizó luego de que el ministerio de Trabajo ordenara iniciar una negociación obligatoria.

"El año político permite negociar. Nos encontramos con un gobierno obligado a ceder para conseguir votos", añadió Franck.

La poderosa Confederación General del Trabajo (CGT) de Argentina mantiene una estrecha relación con el gobierno de centroizquierda de la presidenta Cristina Fernández, quien se prevé que se postule para una eventual reelección en los comicios de octubre del 2011.