Berlín. La fabricante de autos alemana BMW anunció hoy que sus ventas en China lograron un crecimiento de dos dígitos en enero, con lo que logró un nuevo récord.

     Un total de 51.345 unidades de sus marcas principales BMW y Mini han sido entregadas a clientes chinos, lo que representa un incremento interanual de 18,2%.

     Ésta es la primera vez que la compañía automotriz bávara entrega más de 50.000 unidades en un solo mes en China, el mayor mercado de Asia para BMW, indica el anuncio.

     En enero de 2017, un total de 163.288 vehículos fueron vendidos en todo el mundo, un incremento de 6,8% interanual. De ellos, 21.219 vehículos fueron entregados a clientes en Estados Unidos, 0,5 por ciento menos en comparación con enero de 2016.

     "Hemos comenzado bien el año. Tenemos confianza en que los nuevos modelos que estamos ofreciendo al mercado este año garantizarán un mayor impulso conforme avanza el año", dijo Ian Robertson, miembro del consejo de administración responsable de ventas y comercialización