Lisboa. El banco estatal Caixa Geral de Depósitos (CGD), la mayor entidad financiera lusa, anunció este viernes la venta de su red de hospitales en Portugal, HPP Saúde, al grupo brasileño Amil por 85,6 millones de euros (US$111,8 millones).

El banco informó de que las negociaciones para la operación concluyeron con un acuerdo que incluye aumentar el valor de la transacción en seis millones de euros si se consiguen determinados objetivos.

El grupo sanitario HPP Saúde consta de un total de seis hospitales privados en Portugal (Boavista, Misericórdia de Sangalhos, Lusíadas, Santa Maria de Faro, Albufeira y Sao Gonçalo de Lagos), además de la clínica Fórum Algarve.

En el acuerdo se incluye también el traspaso de la gestión del hospital público-privado de Cascais, aprobada por el Ministerio de Sanidad portugués, y en el cual el Estado luso aceptó reducir el endeudamiento para facilitar la operación.

La venta del grupo sanitario responde a las exigencias del programa de asistencia a Portugal de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que pidieron a la banca portuguesa desprenderse de aquellos negocios no directamente relacionados con su objeto principal.

Con esta operación, la CGD, que en 2012 precisó de 1.650 millones de euros de fondos públicos, intenta también reorganizar sus negocios y sanear unas cuentas que el año pasado acabaron con unas pérdidas de 394,7 millones de euros.

El concurso para la venta de su área sanitaria se cerró en octubre pasado con la participación de grupos como el portugués Espírito Santo Saúde y el fondo de inversiones Frontino, con inversores angoleños.

El grupo Amil, empresa líder del mercado de medicina privada de Brasil, gestiona 22 hospitales propios y ofrece servicios de medicina y de odontología a cerca de cinco millones de clientes en el país latinoamericano.