Monterrey. El mexicano Grupo Cementos de Chihuahua (GCC) dijo este  viernes que concretó la renegociación de deuda por US$738 millones, a través de un nuevo crédito y la capitalización de intereses.

GCC comenzó a renegociar su deuda el año pasado, luego de que la devaluación del peso mexicano la llevó a incumplir con algunos requisitos financieros establecidos en los contratos de crédito a largo plazo, que a su vez activaban pagos anticipados de otras obligaciones.

La firma, en la que la gigante cementera mexicana Cemex tiene una participación minoritaria, dijo que la deuda bancaria quedó estructurada en un sólo crédito de US$454,5 millones con vencimiento en el 2015 y tasa libor más 4,5%.

La compañía agregó que logró capitalizar los intereses de notas privadas y bajar el cupón de 6,8% a 5,0% para el primer año, aunque irá aumentando 1,0% anual hasta su vencimiento en 2015.

Las notas, cuyo monto anterior era de US$237,5 millones y vencían en 2018, subieron con la capitalización a US$283,6 millones.

La cementera dijo que las acciones de algunas de sus subsidiarias quedaron como garantía.