En su etapa final habría entrado el proceso de compra del canal Chilevisión, cuya propiedad pertenece al presidente chileno Sebastián Piñera, ya que finalmente el grupo inversionista Bethia oficializó su propuesta de compra por la estación televisiva.

De esa manera se concretan las expectativas del mercado, que desde hace días preveía que este holding -integrado por el grupo controlador del retailer Falabella y que maneja un diversificado portafolio de negocios en transportes, agricultura y en el sector inmobiliario- buscaba expandirse a una nueva área de negocios mediante la compra del Chilevisión.

Ha trascendido que, contrario a lo señalado durante el desarrollo del proceso de la búsqueda de interesados, esta oferta corresponde en su totalidad al grupo Bethia, y no en asociación con otros interesados, de acuerdo al diario La Segunda.

Dicha modalidad es perfectamente posible, ya que Bethia, durante julio de este año, y en menos de siete días, vendió casi el 0,5% de Falabella, operación a través de la cual recaudó cerca de US$99 millones.

Otro dato clave es el precio para comprar el canal, que tiene como precedente el valor fijado por el fondo Linzor en la fallida adquisición previa, del orden de US$140 millones. Este monto ha sido indicado como un nivel “techo” para la valorización del canal, mientras en el mercado se estima que la oferta de Bethia oscilaría entre esta suma máxima y un piso en torno a US$115 millones.

Cabe señalar que la venta de Chilevisión ha generado el principal foco de críticas hacia el Presidente Sebastián Piñera por parte de la oposición debido al llamado "conflicto de intereses".