El grupo chileno Cruz Blanca Salud, perteneciente al Grupo Said y Linzor Capital, anunció este viernes el inicio de su proceso de apertura en Bolsa, lo que le permitiría convertirse en el segundo conglomerado de salud en ser transado en el mercado.

La compañía -que agrupa a la red de centros médicos Integramédica, la isapre Cruz Blanca y las clínicas Reñaca, Antofagasta y San José de Arica- solicitó la inscripción en la Superintendencia de Valores y Seguros, con miras a abrir aproximadamente 25% de su propiedad, a través de la colocación de 158.938.000 acciones.

Los asesores financieros y agentes colocadores de este proceso serán Celfin Capital, IM Trust y BICE Inversiones. 

La colocación se realizaría durante el segundo trimestre a través de una Subasta de Libro de Órdenes y estará dirigida a todos los segmentos de inversionistas nacionales como también a inversionistas institucionales extranjeros. Adicionalmente, Corpbanca tendrá el rol de agente distribuidor.

El gerente general de Cruz Blanca Salud, Andrés Varas, explicó que “haremos esta apertura bursátil para seguir creciendo con fuerza, tal como lo hemos hecho hasta ahora, y aprovechar cada una de las oportunidades que se presenten en el mercado de la salud, que es una de las industrias que más crece en Chile y en el mundo. Una vez aprobada nuestra inscripción, invitaremos a todos los inversionistas a acompañarnos en este camino de crecimiento”.