El Grupo chileno Luksic se convirtió este viernes en socio estratégico de Canal 13, la estación televisiva de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), a través de un millonario acuerdo que deja a la tradicional casa de estudios de este país con el 33% de la propiedad.

Según un comunicado emitido por la PUC, "la materialización final del acuerdo está sujeta a un proceso de análisis de aspectos específicos, que se desarrollará dentro de los próximos 60 días".

Con la presencia del Gran Canciller de la Universidad Católica, monseñor Francisco Javier Errázuriz, el rector Ignacio Sánchez y el empresario Andrónico Luksic, se suscribió el acuerdo que contempla una transacción por US$55 millones, y la constitución de una nueva sociedad administradora, donde los Luksic controlan el 67% y la UC el 33% de la participación.

La universidad explicó que el montó que recibirá será destinado a pagar la deuda financiera de Canal 13.

En 2009, Canal 13 fue la televisora chilena que más perdió dinero, ubicándose en cifras rojas al igual que el canal más pequeño: La Red.

El año pasado el canal católico registró pérdidas por CH$3.662 millones (US$6,9 millones). La merma en los ingresos publicitarios de la empresa se debió a la caída en la audiencia. Asimismo, en el balance final influyó un cambio en las fechas de pago que hizo que el resultado no operacional fuera excepcionalmente negativo (-$1.450 millones), informó el Observatorio de Medios de Chile.

La situación contrastó con la realidad de su competencia. Chilevisión (canal propiedad del presidente de Chile, Sebastián Piñera) registró CH$7.603 millones (US$14,3 millones) de utilidades; TVN CH$5.699 millones (US$10,7 millones) y MEGA logró CH$5.114 millones (US$9,6 millones) de ganancia.

El rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile agregó que esta es una oportunidad de crecimiento para Canal 13 y que se consideró la opción de incorporar un socio estratégico "para enfrentar de mejor forma los nuevos desafíos tecnológicos, incluyendo la implementación de la televisión digital".

Ignacio Sánchez mencionó además que "la universidad quiere mantener su presencia en un medio de comunicación tan importante para nuestro país y acceder eventualmente en el futuro a una señal digital".

Es por esto que el acuerdo también contempla que la UC puede ejercer una opción de recompra del 17%, para llegar a la mitad de la propiedad dentro de los próximos años.

Por su parte, Andrónico Luksic valoró este convenio "porque nos permite ingresar a un sector de las comunicaciones que tiene enormes expectativas de desarrollo, a través de una marca como es Canal 13, que fue pionera en Chile y que cuenta con un enorme prestigio en el país".

Presencia diversificada. Quiñenco es la casa matriz del grupo chileno Luksic, el que posee participación en empresas como Banco de Chile, CCU, Telefónica del Sur, Madeco, Calaf, Viña San Pedro, Habitaría y Entel, entre otras.

El grupo Luksic tiene una destacada presencia en la industria minera, a través de Antofagasta PLC, compañía que tiene participación en Antofagasta Minerals, Ferrocarril Antofagasta-Bolivia y Aguas Antofagasta.

Pero la presencia del grupo se ha diversificado hacia variados sectores, tales como finanzas, alimentos y telecomunicaciones.

Quiñenco fue fundada en 1957 y es uno de los mayores conglomerados de negocios de Chile, con activos consolidados de aproximadamente US$38 mil millones. Las ventas de las entidades del grupo Quiñenco fueron superiores a los US$4 mil millones en 2009.

Canal de pioneros. Por su parte, la estación televisiva de Chile, Canal 13, tiene más de 49 años de historia, siendo el pionero de la TV en este país; el único en el mundo perteneciente a la Iglesia y a una universidad católica, de transmisión abierta, que llega a todo el país, y dirigido a un público masivo.

Canal 13 inició sus operaciones en 1959, cuando un grupo de ingenieros de la Universidad Católica inició oficilamente las transmisiones.