El grupo Luksic presentó una demanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, contra la Junta Única de Resolución y la Comisión Europea, por permitir que Santander tome control del Banco Popular por un euro (CH$750), derivando en que perdieran la inversión que allí tenían.

De acuerdo a lo informado por el diario español Expansión, la firma Aeris Invest representa los intereses de la familia chilena, quienes tenían el 3,45% de las acciones del banco, avaluadas en 70.000 millones de pesos (US$111,7 millones).

El sustento del recurso judicial, presentado el lunes en Luxemburgo, guarda relación con que la medida habría infringido varias normas legales, tales como la publicación de los argumentos que motivaron la resolución.

Considerando ello, según explicó el medio, la demanda busca la anulación de la medida y el pago de las costas.

La misma firma, argumentó que se pudieron buscar soluciones menos nocivas para los accionistas del Banco Popular, las que no fueron consideradas al momento de permitir que Santander tome el control de la entidad bancaria española.