Beijing. El Grupo de Construcción e Ingeniería de Beijing (BCEG, por sus siglas en inglés), un gigante chino de construcción, ha firmado un acuerdo con una firma inmobiliaria británica para desarrollar el mayor proyecto residencial de Reino Unido, anunciaron este martes ambas empresas.

BCEG firmó el contrato por valor de 85 millones de libras esterlinas (US$105 millones) con el Grupo British Scarborough. La empresa china llevará a cabo la primera etapa de construcción en Middlewood Locks, el mayor proyecto residencial multifuncional de Reino Unido.

Kevin McCabe, presidente del Grupo Scarborough, explicó que el proyecto, ubicado en la ciudad de Salford, un distrito metropolitano del Gran Manchester, cubre un área de 110.000 metros cuadrados y costará 400 millones de libras (US$495 millones).

El proyecto incluye 2.215 apartamentos, hoteles, edificios de oficinas, así como instalaciones recreativas y tiendas minoristas.

"Somos responsables del diseño y la construcción de 571 apartamentos. La primera etapa del proyecto cubre un área de construcción de 47.000 metros cuadrados. Hemos sido confirmados como el contratista preferido para todo el proyecto y tendremos un papel activo en la construcción posterior", destacó Zeng Peng, presidente de BCEG International.

BCEG, que emplea a 20.000 personas en todo el mundo y tiene sucursales en 27 países y regiones, fue clasificado como uno de los 250 principales contratistas del mundo en ingresos en los últimos 23 años.

Entró en el mercado británico en 2013 cuando firmó un acuerdo con varias firmas británicas con el fin de desarrollar un distrito de negocios alrededor del aeropuerto de Manchester, uno de los mayores proyectos de construcción en Reino Unido desde los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Reino Unido ha estado tratando de atraer la inversión china como parte de los planes para aumentar el comercio bilateral. En 2015 el comercio bilateral de mercancías entre China y Reino Unido ascendió a US$78.000 millones.